La carta de mi estudiante José

Por Carlos Martín- Llamazares

José no  es un criminal sino las antípodas de un criminal, el verdadero criminal es Trump y su grupo de chiflados.

José llego a mi oficina hace muchos años buscando una oportunidad en el programa bilingüe del colegio comunitario Truman. Si, Truman, el que lanzó dos bombas nucleares en Japón.  Supe desde ese  momento  que José sería un estudiante especial. José además  de una persona ejemplar académicamente, fue un líder nato que ayudó a otros estudiantes a combatir las adversidades académicas y personales. Fue el líder del club latino y llegó a ser presidente de la gobernanza de estudiantes. Finalmente se transfirió a Loyola para conseguir el objetivo añorado, una Licenciatura en Psicología.

Es curioso, Trump y su grupo de manipuladores podrían haber elegido otros chivos expiatorios del pasado como;  los afroamericanos y la injusta guerra contra las drogas,  invadir cualquier país, o simplemente perseguir a las mujeres pelirrojas porque son diferentes. Pero no, eligió atacar a los invisibles y no votantes inmigrantes y de esa forma ganar las elecciones con una promesa de terror. El nivel de demagogia y mentiras exageradas  sobre los inmigrantes se multiplicaría por mil  durante las elecciones creando esa percepción ridículamente negativa . De acuerdo con Trump y sus seguidores ignorantes, José y sus amigos son probablemente criminales y violadores que solo cruzaron la frontera para vender drogas y meterse en problemas. Hasta en su último discurso importante,  anunció que crearía un centro de atención para personas que han sido abusadas por inmigrantes.  ¿Es más bien lo contrario no?. Esta falacia anti inmigrante ha ocurrido tantas veces en la historia de Estados Unidos que ya resulta cansina. Sin ir más lejos, es probable que al abuelo de Trump, Friedrich Trump y a sus patriotas Alemanes se les discriminara  por ser inmigrantes viviendo en EEUU durante la primera guerra mundial. Que paradójico Míster Trump, ayer te perseguíamos a ti  por  creer ser una amenaza y ahora tu nos persigues a nosotros por la misma razón.

Pues el mal ya está hecho y ahora los inmigrantes están más aterrorizados que nunca. Se sienten  amenazados ya que en cualquier momento la policía ICE/GESTAPO puede venir por ellos, ¿les suena de algo esto?, ¿quién dijo que la historia no se repite?

Las palabras de José te arrancan el corazón y te dan rabia hasta no poder. No solo por la posibilidad de que la tragedia llame a su puerta sino porque se ha creado esta psicología criminalizadora que te persigue ahí a donde vayas. La semana pasada di un seminario “Conozca sus derechos” para estudiantes y padres inmigrantes. Básicamente se les enseña los derechos que tienen los inmigrantes y cómo actuar en caso de que la policía de inmigración les venga a visitar con la guadaña, Les mostré situaciones ficticias  que muestra la organización CHIRLA de Los Ángeles. De ésta forma pudieron identificar los errores comunes que cometen los inmigrantes ante esta posible situación de amenaza.

Todos recitamos juntos como si estuviéramos orando:

Tengo derecho a mantenerme en silencio

Tengo derecho a hacer una llamada de teléfono

Tengo derecho a hablar con un abogado

No le doy permiso para entrar o registrarme

No firmaré ningún documento que no entienda

¿Puedo irme ya?

La siguiente es la carta que escribió mi estudiante José. La misma ha sido enviada vía correo electrónico a sus profesores de Truman College (incluyéndome a mí):

Buenas noche profesores,

Hola a todos aqui reportandome un poco mucho tarde. Les agradezco su ultimo email que me mandaron y a su vez quiciera me disculparan por no haberles contestado antes pero he eatado un poco ocupado  trabajando mucho, descansando poco y pensando demasiado. Se que no es una excusa por no mantenerme en contacto con ustedes es por eso que me excuso sientiendome mal por contestar hasta ahora.

Nosotros hemos estado bien en lo que cabe, con subes y bajas pero bien. He estado trabajando en dos trabajos de 7 a 9 de la noche descansando lo suficiente para no deacuidar del todo a mi familia, bueno eso creo yo. Mis hijos estan bien tratando de lidiar con la educacion bilingue uno en kinder, la otra en 2 y el último en su segundo año de high school. En fien hemos estado bien no nos podemos quejar mucho.

Aprovechando esta oportunidad de escribierles quiciera pedirles un favor muy grande. Veran, en estos tiempo tan turbios y entenebrecidos por las políticas, en mi opinion, egocentricas y con miras a ver no mas alla de la propia adulacion de unos cuantos, mi temor crece dia a dia que algún día llegue hasta mi casa los tentaculos de la desgracia de esta precidencia, caher en manos de ICE, Dios no lo quiera. Me da miedo,llegando al terror, dejar desprotejidos a mi esposa e hijos, dejarlos en el limbo de la desesperacion y la incertidumbre que ocacionaria mi desaparicion repentina. Me da miedo y tristeza el solo pensar el que podria dejar sola a mi familia si me llegara agarrar ICE, pero lo que me devastaria es pensar que dejaria a mi esposa sola, con mis hijos y con la desesperacion de no saber a quien acudir. Sin embargo, hay algo que me mataria y es que de alguna manera mis hijos no esten con su mama o que los separaran. Les comento esto ya que nos hallegado el rumor y hemos ecuchado en las noticias indirectamente que el gobierno no esta permitiendo salir o dejar que los hijos nacidos aqui salgan o esten con sus papas si son deportados. Esto ultimo me embriaga de tristeza e impotencia si es que es verdad, ya que mi esposa moriria si sus hijos le son arrebatados o no le es permitido estar cerca de ellos. Todo esto se los comento y se los hago saber ya que los siento como algo muy cercano a mi aun que las circunstancias, la distancia y la incomunicacion sea una constante pero pese a esto en mi corazon y pensamiento ustedes estan en un lugar muy cercano.

Asi, con algo de pena, le pudiera pedir a ustedes de favor, si es que ustedes aceptan, que si pueden asistir a mi familia, a guiarlos y a soportar la situacion en caso de que yo no este con ellos. Lo que les pediria de sobremanera es se aseguraran que mi esposa y mis hijos esten juntos y que nadia los pueda separar. Se los pido confiando en que ustedes sabra dicernir en momentos de desesperacion. Se los pido humildemente a sabiendas que ustedes son unas grandes persona y con un corazon enorme.

Me despido de ustedes profesoras amigas mias, no sin antes de agradecerles por todas las atenciones pasadas que ha tenido con mi familia. Se que suena a despedida y sin mucha esperanza pero los tiempos adversos que hoy nos esta tocando vivir no me dejan pensar claramente y las preocupaciones han hecho que mis dias esten nublados sin un rayo de esperanza.

CarlosMArtinCarlos Martín Llamazares se considera un Español “errante, forofo y sufridor del Atletico de Madrid”. Vive en Chicago hace 18 años. Es coordinador del programa transicional bilingüe de Truman College y guitarrista de Sandra Antongiorgi Band. Se ha desempeñado como profesor de Ciencias Sociales por ocho años.

 

Anuncios